Mecanizado

Nuestra plantilla de trabajadores cualificados efectuará el mecanizado de piezas según sus indicaciones sirviéndose de los más modernos equipos y máquinas de control numérico (CNC). Esto garantiza una rápida realización de sus pedidos y unos resultados exactos y uniformes. El hecho de que las envolventes y su mecanizado sean realizados por una misma empresa evita que se produzcan problemas de suministro o coordinación. Además no es necesario ningún traslado adicional, los plazos de entrega se reducen al mínimo y no se generan productos de desecho.

Nuestra oferta de servicios incluye:

  • Fresado
  • Taladrado
  • Avellanado
  • Roscado

Todos los productos incluidos en nuestro catálogo completo pueden ser mecanizados con estos procedimientos. También estaremos encantados de poder diseñar juntos su envolvente personalizada. Contacte con nosotros.

La experiencia es lo que importa

Para obtener los mejores resultados, es necesario que todos los parámetros sean perfectos. Conocer las propiedades del material es tan importante como saber qué herramientas y procedimientos son los más adecuados. In Spelsberg damos mucha importancia a la formación y capacitación constante de nuestros trabajadores. La mayoría de ellos llevan con nosotros muchos años y cuentan con una vasta experiencia en el mecanizado de envolventes. Huelga decir que también tienen todos los parámetros bajo control:

Temperatura de fusión

La temperatura de fusión de los materiales termoplásticos debe adaptarse perfectamente. Para ello es decisivo emplear los datos de corte y fresas adecuados.

Enfriamiento

El enfriamiento con aire comprimido o taladrina reduce los problemas causados por la temperatura.

Sujeción

Para sujetar las placas de plástico sin someterlas a tensiones, éstas se fijan con la técnica de vacío. Esto es importante para evitar torsiones y obtener unos bordes perfectos.

Elección de la herramienta

Nuestra planta de producción trabaja con herramientas modernas, bien conservadas y sobre todo afiladas que garantizan unos resultados precisos.

Desbarbado

El fresado de plásticos produce a menudo rebabas antiestéticas. Éstas son eliminadas de un modo profesional por nuestros trabajadores antes de que Ud. reciba la envolvente.

Salud

Los procesos de mecanizado de plásticos con desprendimiento de viruta liberan unas fibras muy finas que no deben acceder al aire respirable. Para proteger la salud de nuestros trabajadores, hemos tomado diversas medidas de seguridad. Un potente sistema de extracción elimina todas las partículas en el lugar mismo en el que son liberadas. Además, el uso de mascarilla protectora es obligatorio para todos los operarios.

Deformación

Al igual que las chapas de acero, las placas de plástico pueden deformarse tras el mecanizado. Causa de ello son las tensiones internas que pueden generarse durante la fabricación de productos de plástico extruidos. El fresado de uno de los laterales puede liberar estas tensiones, haciendo que la placa se arquee. 

Esto puede evitarse sometiendo previamente las placas a un proceso de templado, es decir, calentándolas durante un largo periodo para reducir antes tales tensiones de un modo controlado. Otra posibilidad consiste en calcular desde el principio una medida excedente adecuada. A continuación, la pieza puede repasarse para compensar la curvatura. 

Afilado de la fresa de plásticos

El afilado de la fresa de plásticos es muy importante, ya que una fresa poco afilada puede fundir el material y provocar bordes de corte irregulares. Las fresas especiales utilizadas por Spelsberg son herramientas profesionales de la empresa Datron. Éstas garantizan unos óptimos resultados.

Velocidad de corte correcta

La velocidad de procesado es también un factor decisivo para la obtención de unos resultados óptimos. Si la velocidad de corte es demasiado baja, la viruta no es cortada adecuadamente, sino más bien arrancada. Por eso es preferible trabajar a altas velocidades, aun si ello conlleva un aporte de calor al material de base. Esto no es ningún problema, ya que puede contrarrestarse con el enfriamiento adecuado (uso de taladrina, aire comprimido, etc.).