Taladrado

La realización de taladros en envolventes es importante para numerosas aplicaciones. Si lo desea, Spelsberg le ayudará a realizar los taladros con precisión en el punto correcto y necesario. Debido a la flexibilidad de su parque de máquinas y del mecanizado CNC, Spelsberg también ofrece este servicio para pedidos de pequeñas cantidades.

Acerca del taladrado

Al igual que el torneado y el fresado, el taladrado es un procedimiento de fabricación por arranque de viruta con un filo cortante de una geometría determinada. Durante el taladrado, la herramienta gira normalmente sobre su propio eje, realizando así el movimiento de corte. En la punta de la broca se genera calor, el cual es difícil de disipar debido a su localización. Dependiendo del material, existen brocas de características muy diversas que, en algunos casos, pueden eliminar virutas o suministrar sustancias refrigerantes. 

En los materiales duros y blandos fáciles de mecanizar, el proceso de arranque de viruta propiamente dicho es realizado por el avance y el movimiento circular de los filos cortantes principales. Esto no puede hacerse en el centro de la broca, ya que –debido a la rotación sobre su propio eje– la velocidad de corte solo alcanza el valor máximo en la periferia, siendo de 0 m/s en el centro, por lo que, utilizando la parte central, lo máximo que podría obtenerse sería una deformación del plástico. Por esta razón, las roscas espirales disponen de un filo transversal en la punta y las brocas especiales para materiales blandos se dotan de una punta pronunciada.

Los expertos de Spelsberg saben perfectamente qué herramienta es la más adecuada para el correspondiente material y producen siempre unos resultados precisos dentro de las tolerancias especificadas.