En alta mar

A bordo del yate de vela Sirius 35 DS, unos cuadros de distribución y cajas de conexión robustos garantizan la fiabilidad del suministro eléctrico

Cuando el Sirius 35 DS se desliza sobre el agua, sus velas blancas se vislumbran desde muy lejos. Por dentro y por fuera, este yate de vela compacto ofrece todo lo que el corazón de un navegante puede desear, ya que cada propietario de un Sirius 35 DS puede configurar el yate según sus preferencias personales. Durante su desarrollo, los constructores del astillero Sirius, ubicado en la localidad nortealemana de Plön, se dejaron inspirar por las ideas y experiencias de sus clientes. El resultado fue un yate versátil de once metros que ofrece un aprovechamiento eficaz del espacio y unas opciones flexibles de configuración. No es de extrañar que en las embarcaciones de configuración personalizada de la fábrica de Plön se utilicen los cuadros de distribución y cajas de conexión de Spelsberg.

Los productos para instalaciones eléctricas de Spelsberg se adaptan perfectamente a las condiciones existentes, por lo que encuentran sin problemas el espacio necesario en el casco compacto de este yate. Estos componentes están alojados en su mayor parte en el minitaller situado bajo el salón. Desde allí, el propietario tiene acceso a toda la electrotecnia del yate si necesidad de levantarse. El banco de trabajo dotado de minitornillo permite incluso efectuar pequeñas reparaciones.
La pequeña cámara alberga los cuadros de distribución de la serie AKi von Spelsberg.  El AKi identificado con la "conexión de tierra" se encarga de distribuir la energía eléctrica captada del exterior en un embarcadero. La conexión de inversor adyacente distribuye la corriente a la embarcación desde la batería. Ello permite a los navegantes disfrutar de un suministro eléctrico seguro en todo momento, tanto en el puerto como en alta mar.

La decisión de emplear cajas de conexión Abox-i y cuadros de distribución de la serie AKi no solo estuvo determinada por su forma compacta y su gran flexibilidad, sino también por la gran robustez de estos productos de calidad industrial. Los cuadros de distribución y cajas de conexión de Spelsberg especialmente diseñados para el empleo en condiciones difíciles se caracterizan por las excelentes propiedades de sus materiales, su seguridad probada y su funcionamiento y durabilidad óptimos a condiciones extremas. El policarbonato reforzado con fibra de vidrio proporciona una gran resistencia. Así los cuadros de distribución y cajas de conexión pueden mantener la humedad, el frío, el calor, la radiación UV, los aceites, las grasas e incluso los golpes e impactos alejados de los componentes electrónicos internos de un modo fiable, incluso en el mar agitado de Suecia, Noruega o Dinamarca.